El marketing de contenidos ya no es un factor diferencial, sino una necesidad inaplazable para todas las empresas y sectores. La creación de contenidos es consustancial, hoy, a la visibilidad de una marca. Su público, real y potencial, exige recibir información valiosa, que le haga ver la empresa como cercana y de confianza, y le genere las conexiones emocionales que desea.

Además, no basta ser conscientes de ello y lanzar mensajes indiscriminados, más o menos acertados, hacia los distintos canales y soportes de comunicación. En estos momentos, solo definir y aplicar con acierto una estrategia ganadora de content marketing te permite mantenerte en la cresta de la ola comercial con opciones de éxito.

En este artículo, precisamente, queremos animarte a hacerlo bien. Conocemos el tema… y estamos decididos a ayudarte.

¿QUÉ ES CONTENT MARKETING Y CÓMO USARLO?

La aparición y el desarrollo de Internet y las redes sociales han modificado por completo la relación entre los proveedores y sus clientes. El público ya no se conforma con recibir mensajes puntuales por parte de las marcas, sino que reclama una interrelación permanente, una conversación continuada e inmediata, como posibilita la tecnología digital.

Esta realidad lo ha vuelto mucho más exigente, pues tiene la capacidad de comparar opciones al instante, lanzar preguntas, plantear objeciones o quejarse si no está satisfecho. Y, también, de agradecer, recomendar y compartir las buenas experiencias. En definitiva, tiene a su disposición todos los resortes de la comunicación online.

En este contexto, ¿qué crees que sucede con las marcas? Han tenido que adaptarse y se han visto obligadas a responder ante estas exigencias de sus públicos. El marketing de contenidos es, precisamente, la herramienta principal para afrontar este nuevo paradigma de interrelación con sus consumidores actuales y potenciales.

DEFINIENDO EL CONTENT MARKETING

Este término anglosajón alude al enfoque estratégico de mercadotecnia orientado hacia la planificación, la concepción, la realización y el intercambio de informaciones y mensajes dirigidos al target de una empresa o marca.

En la actualidad se ha convertido en una práctica imprescindible, pues forma parte ya de la esencia misma de las relaciones comerciales:

  • El consumidor siente una necesidad;
  • A continuación, busca información para poder satisfacerla;
  • Descubre, reconoce o recuerda algunas marcas que podrían servirle;
  • Se informa más a fondo;
  • Toma la decisión de compra en la dirección que considera idónea;
  • Si todo ha ido bien, puede llegar a vincularse emocionalmente a la marca y convertirse en un cliente fiel.

Evidentemente, las marcas avispadas trabajan y se anticipan a esos procesos mentales cada día. Es la única manera de llegar a tiempo, de estar ahí, cuando se activan. A través de Internet, la información fluye multidireccionalmente y permanece, a la espera de encontrar a cuantos la buscan o pueden llegar a hacerlo.

¿QUÉ ES EL SEO O POSICIONAMIENTO NATURAL?

Es la llave maestra que te permite acceder a nuevos clientes potenciales. Es fundamental para dar a conocer tus propuestas y poder ser reconocido como una solución potencial a sus necesidades o demandas.

El proceso de compra actual se basa en una búsqueda de información continuada en Internet y su entorno. Tú también eres un consumidor de productos y servicios: ¿qué haces tú antes de comprar? Así es: tirar de buscadores, especialmente de Google. En ellos realizamos nuestras búsquedas con la confianza de que sus algoritmos nos proporcionarán las mejores respuestas a cada solicitud. ¿De qué depende quiénes aparecen en los primeros lugares y quiénes no? Esencialmente, de la eficacia del content marketing realizado.

Por eso, cuando consideramos la creación de contenidos, debes tener presente que cuenta en realidad con un destinatario doble:

  • Tu buyer persona, tu público objetivo o la sociedad en general.
  • Los motores de búsqueda de Internet, sobre todo Google. Porque si no estás en ellos, es como si no existieras.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE?

El universo digital es un zoco de dimensiones inimaginables en el que todos compiten con todos. La parte positiva es que puedes acceder a nuevos clientes, de cualquier parte del mundo. La mala, que cualquier otra firma puede quedarse con ellos.

Así que es necesario estar atentos, activos y bien orientados para tener opciones de éxito en esta batalla. Fundamentalmente, más allá de los intereses de supervivencia y éxito empresarial propios de cualquier empresa, esta actividad sirve para:

  • Aumentar el alcance, la notoriedad, la relevancia y la confiabilidad de una marca.
  • Captar nuevos clientes y fidelizar a los actuales.
  • Introducirse en nuevos mercados o blindar los existentes.
  • Incrementar la tasa de conversión.
  • Educar al consumidor, al sector y a la sociedad en su conjunto.
  • Consolidar relaciones emocionales y vínculos afectivos con el público, imprescindibles para ganarse su fidelidad.
  • Obtener información valiosa sobre tus clientes, en tiempo real y basada en hechos.
  • Establecer estrategias mejor enfocadas y más acertadas, fundamentadas en la analítica obtenida.
  • Conformar un sentimiento de cohesión y pertenencia a una comunidad.

¿DÓNDE PODEMOS APLICAR EL CONTENT MARKETING?

En la actualidad, los anunciantes cuentan con multitud de canales, soportes y opciones de comunicación, tanto online como offline. Tanto es así que ya no podemos considerarlos anunciantes, sino comunicadores o, mejor aún, conversadores.

Si tienes que tomar decisiones sobre la creación de contenido, sin duda deberías considerar estas opciones, como mínimo:

  • Redes sociales: puedes centrar tus esfuerzos en una o varias de ellas, siempre en función de cuáles suele utilizar tu público objetivo. Cada vez que publicas algo en social media, conscientemente o no estás implementando acciones tácticas de contenido.
  • Blogs: son la parte más dinámica de las webs y desempeñan una función divulgativa muy valiosa, tanto para informar como para crear relaciones de confianza y liderazgo.
  • Podcasts: el formato audio también está ganando adeptos, sobre todo a la hora de transmitir tutoriales, contenidos formativos o divulgación en general. Su naturaleza te exige crear material informativo, persuasivo y entretenido a la vez.
  • Audiovisuales: la imagen triunfa en el mundo online. Las fotografías son esenciales para la mayoría del público, y los vídeos multiplican el impacto, el atractivo y la huella dejada en los destinatarios. Por eso, cada vez más marcas los incluyen en sus distintos formatos y actuaciones. Desde la landing page de su última campaña al canal de YouTube recién inaugurado, pasando por cualquiera de los artículos de su blog.
  • Acciones de pago: existe una gran variedad de opciones para incorporar información pagada a espacios atractivos. Recursos como el link building, el SEM mediante Google Ads, los impulsos de Facebook, la contratación de influencers, el retargeting o el remarketing implican invertir determinadas cantidades. Una vez contratada la acción específica, la adecuada creación de contenidos debe completar ese trabajo de medios para lograr la eficacia y la rentabilidad deseadas.
  • Infografías: es un formato visual muy en boga para reforzar la comprensión y el recuerdo de mensajes verbales. Se utiliza como complemento en muchos de los soportes mencionados.

 

7 CONSEJOS PARA CREAR CONTENIDOS DE MARCA GANADORES

Es fundamental acertar desde el primer momento. Por eso, debes tener claros una serie de principios y tips irrenunciables a la hora de concebir, diseñar y compartir tus contenidos de marca. ¿Los repasamos juntos?

1. Enfócate a tu target

Conoce a tu público y siente, piensa y actúa como él. Solo así podrás estar donde, cuando y como desea. Debes enviar a tus destinatarios los mensajes que buscan, del modo en que ellos quieren y a su gusto, aunque, eso sí, con los ingredientes y la información que te convienen.

2. Sé valioso

Lo que no aporta valor, molesta; lo que molesta, es rechazado. En consecuencia, todo tu contenido debe ser válido, claro, útil y atractivo. Su razón de ser no son tus productos o servicios, sino los beneficios que aportan a tu destinatario.

3. No improvises

Hablamos de un tema demasiado importante, y demasiado complejo, para hacerlo. Siempre debes actuar a partir de una estrategia perfectamente definida y concebida. Es el mapa por seguir que, desde luego, puedes perfeccionar sobre la marcha, pero en todo caso con criterio, reflexión y planificación.

4. Sé encantador

¿Qué nos gusta a las personas? La amabilidad, el buen rollo, la energía positiva, la buena onda… Muy pocos clientes buscan dramas en su vida. Por eso conviene lanzar mensajes estimulantes, entretenidos, agradables y dinámicos. Si generan sentimientos y recuerdos positivos, tu marca quedará asociada a esos valores.

5. Sé visual

Lo audiovisual se impone, es cierto. Pero recuerda que también es posible dibujar con palabras. Sea cual sea el canal escogido, dirígete al corazón de tu público, a su esencia, y transmite imágenes vívidas con cada contenido compartido.

6. Sé constante

El content marketing no vive de arreones. La constancia es básica: ese trabajo continuado, sostenido en el tiempo con criterio, acaba dando frutos. Prueba recursos, combina canales, reutiliza tus ideas en nuevos formatos, modifica cuanto consideres… pero no dejes de hacer marketing de contenidos durante demasiado tiempo o lo echarás todo a perder.

7. Analiza y corrige

El mundo digital te permite evaluar cómo van las cosas, permanentemente, a partir de datos que reflejan la realidad. Si los analizas bien, podrás actualizar tu estrategia e implementar los cambios precisos, siempre en la dirección apropiada.

En definitiva, el marketing de contenidos es un recurso de comunicación de calidad muy valioso para tu proyecto empresarial. Ahora ya estás más capacitado para hacerlo muchísimo mejor. Si lo precisas, cuenta con profesionales especializados para enfocar mejor tu plan de acción. Cuando te implicas y te rodeas de talento, experiencia y criterio, los resultados llegan.