¿Sabías que cada vez son más las estrategias que puedes incluir en tu estrategia de marketing de contenidos? Muchas empresas apuestan por distintos modelos de comunicar y todos pueden resultar eficaces, siempre y cuando des con el mensaje y tono adecuados. En este sentido, destacamos el microcopy, un aspecto que no todos conocen dentro del content marketing.

EL MICROCOPY, EL GRAN OLVIDADO EN EL MARKETING DE CONTENIDOS

El copywriting es una de esas profesiones que podemos decir que son nuevas y que han llegado con las nuevas tecnologías. Engloba muchos aspectos como el microcopy, aunque para llegar hasta él hay que hablar antes del copy, en el que solemos centrarnos para crear los contenidos de nuestra empresa.

Está bien que pongamos información relevante sobre la actividad o la historia de la compañía, pero no debemos pasar por alto otros detalles tan importantes como las pequeñas frases que inviten a seguir leyendo o que deriven en un lead. Así, podemos definir el microcopy como los pequeños textos que suelen ubicarse en puntos estratégicos de la web.

Su función es la de guiar al usuario a la acción, así como despejar las dudas que pueda tener. También lo solemos usar para motivar al usuario y, sobre todo, para marcar la diferencia. Es decir, las personas que visiten la página deben sentir que alguien de la empresa se está dirigiendo a ellos.

Para ser más gráficos, son los textos de los botones que vemos como llamadas a la acción, los formularios de contacto o las páginas de suscripción. Por tanto, es muy importante personalizar estos mensajes y adecuarlos al tipo de actividad de la empresa. Aquí mencionamos algunos aspectos que tener en cuenta:

  • Tienen una relación directa con la experiencia de usuario.
  • Sirven de ayuda a los usuarios en cualquier momento, incluso después de la acción.
  • Están en puntos estratégicos para conseguir determinados objetivos (comerciales o de imagen).

¿DEBEMOS USAR ESTA ESTRATEGIA?

Por supuesto que sí. Estamos en un sector muy cambiante y hay que incluir todo aquello que nos pueda servir, siempre y cuando lo apliquemos de una forma lógica y adecuada a la imagen de marca de la empresa. Hay muchos beneficios de trabajar un buen microcopy:

  • Mejora la experiencia de usuario en la página: como hemos dicho, estas frases son bastante útiles porque suelen humanizar el contenido de la web. De hecho, si damos con la tecla, estaremos mostrando nuestro lado más personal y los usuarios se sentirán más cómodos, lo que mejorará su experiencia y aumentará las posibilidades de que realicen la compra.
  • Ayuda en la conversión: si conseguimos que los usuarios se sientan a gusto durante la visita a una web, es más probable que acaben ejecutando la acción que pretendemos, ya sea comprar o dejar sus datos para recibir posibles catálogos de la compañía más adelante. Es más, un buen microcopy es capaz de aumentar en más de un 160 % la generación de leads.
  • Aporta coherencia y fuerza: en la era de la comunicación digital, es fundamental impactar desde el primer momento, ya que eso será clave para que los usuarios se queden o se marchen de la página. Por tanto, hay que ser precisos con el contenido, además de coherentes con el mensaje. Por ejemplo, hay que usar palabras positivas y ser breves. Si lo puedes decir con dos palabras en lugar de cuatro, mucho mejor.

¿DÓNDE HAY QUE USAR EL MICROCOPY en el CONTENT MARKETING?

Si cuidas con mimo tu página web, tendrás muchas más oportunidades de las que piensas. ¿Cómo es posible? Porque cada hueco puede ser clave y a veces hay que ser original para llamar la atención. Por este motivo, destacamos algunos de los espacios donde podemos colocar estas fórmulas:

  • Llamadas a la acción: reiteramos lo dicho anteriormente, cuanto más breve y directo, mucho mejor.  Asimismo, con estas llamadas hay que tratar de apelar a la curiosidad y mostrar los beneficios que puede obtener el usuario. No es lo mismo un «Descubre mucho más aquí» que «Haz clic aquí».
  • Formularios de suscripción: cuando los usuarios llegan hasta aquí, falta darles el último empujón y no hay nada como una frase creativa. Encuentra formas originales de preguntarles el nombre o a qué correo puedes mandar más información.
  • Página de error 404: el lenguaje HTML puede jugarnos una mala pasada, pero la podemos convertir en algo bueno si trabajamos bien el mensaje. Cambia mucho de una página que solo pone «Error» a otra en la que puedes ver una frase que te lleva de nuevo a la página de inicio, ¿verdad? El truco está en ser creativos.

En resumen, dentro del marketing de contenidos debemos estar siempre atentos a las nuevas fórmulas con las que conseguir más clientes, y el microcopy, sin ninguna duda, está entre ellas. ¡De la creatividad salen las ventas!